Según las previsiones del banco de España, 1 de cada 10 empresas echarán el cierre por la actual crisis, derivada de la pandemia. A estas previsiones nada esperanzadoras, se suma la proyección del Consejo General de Economistas, donde se indica que las insolvencias aumentarán un 41% en 2021.

Estas informaciones unidas a muchas otras que vemos todos los días, auguran un contexto económico-laboral que me gustaría definir como complicado para este año.

Por nuestra actividad profesional relacionada con el Outplacement, observamos además cientos de ERES de diferente envergadura por todo el estado, así como un goteo incesante de despidos individuales.

Pero también por nuestra actividad en el ámbito de la selección de personal, vivimos casi diariamente recolocaciones de trabajadores en un nuevo e ilusionante proyecto profesional.

Muchas personas se preguntan si hay esperanza de encontrar una nueva alternativa profesional a pesar de la situación actual. La respuesta es sí, pero siendo conscientes que hay mucha más competencia para optar a cualquier puesto. Entonces: ¿Quiénes son las personas que tienen mayor éxito en su recolocación?

Para poder moverse con mayor solvencia en este contexto de búsqueda, donde hay, además, muchos buenos profesionales optando a ofertas de trabajo no tan abundante como en otros momentos, destaco especialmente dos términos; Resiliencia y Outplacement.

Resiliencia porque, como vimos en nuestro artículo anterior (Resiliencia I), es fundamental trabajar diferentes aspectos de nosotros mismos, para poder afrontar con más fuerza los impactos que recibimos en la vida. La pérdida de un empleo es algo que puede afectar a nuestra autoestima de manera negativa.

Y destaco el término Outplacement porque dentro de esta mejora personal y profesional, desarrollar las técnicas efectivas de búsqueda de empleo es crítico en la actualidad. Por mi experiencia en este ámbito, fruto de muchos años trabajando con empresas de todos los sectores, ser eficaz en el proceso de transición profesional siendo acompañado por profesionales expertos en la materia, puede marcar la diferencia entre encontrar antes una nueva alternativa profesional o hallarse de frente ante la incertidumbre del mercado laboral.

Me gustaría destacar varios aspectos relativos al Outplacement. En primer lugar, la búsqueda de una nueva alternativa profesional no debería comenzar, en mi opinión, cuando ya has salido de una empresa. El proceso debería comenzar estando en activo, mejorando en todo momento nuestra empleabilidad.

Pero, tanto si estás en activo como si estás en situación de transición profesional, te anoto a continuación algunos aspectos a tener muy en cuenta para mejorar la empleabilidad.

FORMACIÓN

La formación debería ser constante, debemos actualizar periódicamente nuestros conocimientos y mejorar nuestras competencias para adaptarlas a un mercado laboral cada vez más exigente.

OBSERVACIÓN

Debemos ser muy observadores, me explico. Estar pendientes sobre cómo se está moviendo el mercado laboral nos permitirá conocer mejor las competencias necesarias, hallar sectores emergentes, estar preparados y adaptarse a los cambios constantes que actualmente podemos encontrar en todos los sectores.

Sirva como ejemplo, la transición que está experimentando la industria automovilística, pasando de vehículos de combustión a la electrificación del parque móvil. Aquellas empresas que no se adapten a los nuevos cambios produciendo piezas que quedarán obsoletas en esta revolución del vehículo, caerán. Por el contrario, otras empresas se adaptarán o surgirán nuevas compañías capaces de satisfacer estas nuevas necesidades.

AUTOANÁLISIS

Me gustaría destacar la importancia de realizar un correcto autoanálisis, es decir, tomar conciencia de quién eres; qué has conseguido, qué puedes aportar, qué quieres conseguir, cuáles son tus fortalezas y cómo ponerlas en valor ante una entrevista de selección. No menos importante es identificar cuáles son tus áreas de mejora en la actualidad y qué puedes hacer para superarlas.

Para enfrentarse a un contexto de mayor dificultad como el actual, no sólo podemos confiar en la suerte, también tenemos que prepararnos, tener confianza en nosotros mismos y pasar a la acción.

Piensa que, por ejemplo, un atleta no es únicamente el profesional que vemos un día en una competición dando lo mejor de sí mismo. Detrás hay mucho esfuerzo y trabajo para preparar la competición con las mayores garantías de éxito.

Para entrenarte, si estás en transición profesional, el Outplacement y sus técnicas para la búsqueda de una nueva alternativa profesional serán tu mejor aliado.

¿Qué vas a hacer a partir de ahora para mejorar tu empleabilidad?

Feb 19, 2021 | Blog

La Resiliencia, 2ª parte

Blog

Escrito por Luis Pizarro

In

Artículos

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE…

COMPROMISO EN MOVIMIENTO

Imagen via Freepick“Compromiso es el material con que se forja el carácter para poder cambiar las cosas. Es el triunfo diario de la integridad sobre el escepticismo.” Shearson Lehman Todos estamos comprometidos con algo y eso hace que hagamos ciertas elecciones y no...

leer más

LAS TRES PRUEBAS

Como organizaciones, en nuestro día a día, debemos cumplir con muchas leyes y normativas para poder desarrollar nuestra actividad. Entre todas ellas, tienen una especial relevancia y son de actualidad las siempre presentes leyes de protección de datos personales....

leer más