NEUROLEADERSHIP – Liderando a través de la Neurociencia (1ª parte)

NEUROLEADERSHIP – Liderando a través de la Neurociencia (1ª parte)

Según la definición de la Real Academia Española (RAE), talento es: 1. m. inteligencia (capacidad de entender); 2. m. aptitud (capacidad para el desempeño de algo); 3. m. persona inteligente o apta para determinada ocupación.

Desde Recursos humanos, entendemos talento como un concepto mucho más amplio y global. Concebido como la mezcla entre el conocimiento, la aptitud y la actitud de cada persona. En ningún caso deberíamos contemplar que este hiciera distinciones en cuanto a edad, género o nacionalidad, entre otros.

No obstante, teniendo en cuenta esta definición, me sigo preguntado por qué aún hay menos mujeres directivas que hombres; por qué a los profesionales de 50 años les cuesta más encontrar empleo que a los de 35, y por qué a los jóvenes nos resulta tan complicado introducirnos en el mercado laboral.

Centrándonos en este último punto, según los últimos datos publicados por Eurostat, España lidera las estadísticas de paro juvenil de la Unión Europea, tras anotarse en enero de 2021 un 39,9% de desempleo entre los menores de 25 años; casi el doble de la tasa media europea.

A pesar de ello, hoy en día es habitual que los jóvenes tengamos formación académica en España. Además, algunas instituciones académicas nos ofrecen la posibilidad de realizar parte de nuestros estudios o prácticas en el extranjero, llevándonos así a desarrollar, entre muchas otras cosas, ese requisito tan altamente demandado por las empresas, los idiomas.

No obstante, a pesar de ser una de las generaciones mejor preparadas, todo ello no parece suficiente en el momento de postularse para un empleo. Siendo uno de los principales motivos de descarte, la famosa falta de experiencia, estrictamente ligada al factor edad.

En mi opinión, incorporar talento joven a las empresas es una de las mejores apuestas que puede realizar una organización. La contratación de jóvenes favorece el inicio de nuestra vida profesional, al mismo tiempo que contribuye a la equidad laboral.

Además, incorporar talento sin experiencia no debería de ser un inconveniente. En general, es sabido que, al no tener vicios laborales ya incorporados, somos capaces de nutrir las organizaciones de nuevas ideas, y formas de hacer. Asimismo, actualmente existen infinidad de recursos mediante los cuales es posible potenciar y formar el talento en las empresas, a través de planes de formación y programas de desarrollo en función de las exigencias de cada puesto.

Usualmente, los jóvenes incorporados en contratos de prácticas o en posiciones junior, tendemos a aprender más rápido, aportando mayor productividad a la organización, y adoptando los valores de la empresa de forma mucho más eficiente. Por ende, somos más flexibles, innovadores, y muy probablemente autodidactas en profesiones u oficios que se desarrollan en entornos digitales. Es por ello que en un contexto laboral cada vez más enfocado hacia la virtualidad, contar con talento joven es una enorme ventaja para las empresas.

Escrito por Juanjo Tordera

Más artículos en Entrevista | Talento | Valores como autor.

Más artículos interesantes en rônintalent

COMPROMISO EN MOVIMIENTO

Según la definición de la Real Academia Española (RAE), talento es: 1. m. inteligencia (capacidad de entender); 2. m. aptitud (capacidad para el desempeño de algo); 3. m. persona inteligente o apta para determinada ocupación. Desde Recursos humanos, entendemos talento...

leer más

LAS TRES PRUEBAS

Según la definición de la Real Academia Española (RAE), talento es: 1. m. inteligencia (capacidad de entender); 2. m. aptitud (capacidad para el desempeño de algo); 3. m. persona inteligente o apta para determinada ocupación. Desde Recursos humanos, entendemos talento...

leer más

El arte de CUIDAR y RESPETAR a los candidatos

El arte de CUIDAR y RESPETAR a los candidatos

Según la definición de la Real Academia Española (RAE), talento es: 1. m. inteligencia (capacidad de entender); 2. m. aptitud (capacidad para el desempeño de algo); 3. m. persona inteligente o apta para determinada ocupación.

Desde Recursos humanos, entendemos talento como un concepto mucho más amplio y global. Concebido como la mezcla entre el conocimiento, la aptitud y la actitud de cada persona. En ningún caso deberíamos contemplar que este hiciera distinciones en cuanto a edad, género o nacionalidad, entre otros.

No obstante, teniendo en cuenta esta definición, me sigo preguntado por qué aún hay menos mujeres directivas que hombres; por qué a los profesionales de 50 años les cuesta más encontrar empleo que a los de 35, y por qué a los jóvenes nos resulta tan complicado introducirnos en el mercado laboral.

Centrándonos en este último punto, según los últimos datos publicados por Eurostat, España lidera las estadísticas de paro juvenil de la Unión Europea, tras anotarse en enero de 2021 un 39,9% de desempleo entre los menores de 25 años; casi el doble de la tasa media europea.

A pesar de ello, hoy en día es habitual que los jóvenes tengamos formación académica en España. Además, algunas instituciones académicas nos ofrecen la posibilidad de realizar parte de nuestros estudios o prácticas en el extranjero, llevándonos así a desarrollar, entre muchas otras cosas, ese requisito tan altamente demandado por las empresas, los idiomas.

No obstante, a pesar de ser una de las generaciones mejor preparadas, todo ello no parece suficiente en el momento de postularse para un empleo. Siendo uno de los principales motivos de descarte, la famosa falta de experiencia, estrictamente ligada al factor edad.

En mi opinión, incorporar talento joven a las empresas es una de las mejores apuestas que puede realizar una organización. La contratación de jóvenes favorece el inicio de nuestra vida profesional, al mismo tiempo que contribuye a la equidad laboral.

Además, incorporar talento sin experiencia no debería de ser un inconveniente. En general, es sabido que, al no tener vicios laborales ya incorporados, somos capaces de nutrir las organizaciones de nuevas ideas, y formas de hacer. Asimismo, actualmente existen infinidad de recursos mediante los cuales es posible potenciar y formar el talento en las empresas, a través de planes de formación y programas de desarrollo en función de las exigencias de cada puesto.

Usualmente, los jóvenes incorporados en contratos de prácticas o en posiciones junior, tendemos a aprender más rápido, aportando mayor productividad a la organización, y adoptando los valores de la empresa de forma mucho más eficiente. Por ende, somos más flexibles, innovadores, y muy probablemente autodidactas en profesiones u oficios que se desarrollan en entornos digitales. Es por ello que en un contexto laboral cada vez más enfocado hacia la virtualidad, contar con talento joven es una enorme ventaja para las empresas.

Escrito por Isabel Echeverria Mir

Más artículos en Entrevista | Talento | Valores como autor.

Más artículos interesantes en rônintalent

COMPROMISO EN MOVIMIENTO

Según la definición de la Real Academia Española (RAE), talento es: 1. m. inteligencia (capacidad de entender); 2. m. aptitud (capacidad para el desempeño de algo); 3. m. persona inteligente o apta para determinada ocupación. Desde Recursos humanos, entendemos talento...

leer más

LAS TRES PRUEBAS

Según la definición de la Real Academia Española (RAE), talento es: 1. m. inteligencia (capacidad de entender); 2. m. aptitud (capacidad para el desempeño de algo); 3. m. persona inteligente o apta para determinada ocupación. Desde Recursos humanos, entendemos talento...

leer más

Atila. Sobre Liderazgo y gestión de equipos. El peligro de la toxicidad.

Atila. Sobre Liderazgo y gestión de equipos. El peligro de la toxicidad.

Según la definición de la Real Academia Española (RAE), talento es: 1. m. inteligencia (capacidad de entender); 2. m. aptitud (capacidad para el desempeño de algo); 3. m. persona inteligente o apta para determinada ocupación.

Desde Recursos humanos, entendemos talento como un concepto mucho más amplio y global. Concebido como la mezcla entre el conocimiento, la aptitud y la actitud de cada persona. En ningún caso deberíamos contemplar que este hiciera distinciones en cuanto a edad, género o nacionalidad, entre otros.

No obstante, teniendo en cuenta esta definición, me sigo preguntado por qué aún hay menos mujeres directivas que hombres; por qué a los profesionales de 50 años les cuesta más encontrar empleo que a los de 35, y por qué a los jóvenes nos resulta tan complicado introducirnos en el mercado laboral.

Centrándonos en este último punto, según los últimos datos publicados por Eurostat, España lidera las estadísticas de paro juvenil de la Unión Europea, tras anotarse en enero de 2021 un 39,9% de desempleo entre los menores de 25 años; casi el doble de la tasa media europea.

A pesar de ello, hoy en día es habitual que los jóvenes tengamos formación académica en España. Además, algunas instituciones académicas nos ofrecen la posibilidad de realizar parte de nuestros estudios o prácticas en el extranjero, llevándonos así a desarrollar, entre muchas otras cosas, ese requisito tan altamente demandado por las empresas, los idiomas.

No obstante, a pesar de ser una de las generaciones mejor preparadas, todo ello no parece suficiente en el momento de postularse para un empleo. Siendo uno de los principales motivos de descarte, la famosa falta de experiencia, estrictamente ligada al factor edad.

En mi opinión, incorporar talento joven a las empresas es una de las mejores apuestas que puede realizar una organización. La contratación de jóvenes favorece el inicio de nuestra vida profesional, al mismo tiempo que contribuye a la equidad laboral.

Además, incorporar talento sin experiencia no debería de ser un inconveniente. En general, es sabido que, al no tener vicios laborales ya incorporados, somos capaces de nutrir las organizaciones de nuevas ideas, y formas de hacer. Asimismo, actualmente existen infinidad de recursos mediante los cuales es posible potenciar y formar el talento en las empresas, a través de planes de formación y programas de desarrollo en función de las exigencias de cada puesto.

Usualmente, los jóvenes incorporados en contratos de prácticas o en posiciones junior, tendemos a aprender más rápido, aportando mayor productividad a la organización, y adoptando los valores de la empresa de forma mucho más eficiente. Por ende, somos más flexibles, innovadores, y muy probablemente autodidactas en profesiones u oficios que se desarrollan en entornos digitales. Es por ello que en un contexto laboral cada vez más enfocado hacia la virtualidad, contar con talento joven es una enorme ventaja para las empresas.

Escrito por Luis Pizarro

Más artículos en Gestión de equipos | Liderazgo como autor.

Más artículos interesantes en rônintalent

COMPROMISO EN MOVIMIENTO

Según la definición de la Real Academia Española (RAE), talento es: 1. m. inteligencia (capacidad de entender); 2. m. aptitud (capacidad para el desempeño de algo); 3. m. persona inteligente o apta para determinada ocupación. Desde Recursos humanos, entendemos talento...

leer más

LAS TRES PRUEBAS

Según la definición de la Real Academia Española (RAE), talento es: 1. m. inteligencia (capacidad de entender); 2. m. aptitud (capacidad para el desempeño de algo); 3. m. persona inteligente o apta para determinada ocupación. Desde Recursos humanos, entendemos talento...

leer más

Outplacement y Resiliencia (video completo)

Outplacement y Resiliencia (video completo)

Según la definición de la Real Academia Española (RAE), talento es: 1. m. inteligencia (capacidad de entender); 2. m. aptitud (capacidad para el desempeño de algo); 3. m. persona inteligente o apta para determinada ocupación.

Desde Recursos humanos, entendemos talento como un concepto mucho más amplio y global. Concebido como la mezcla entre el conocimiento, la aptitud y la actitud de cada persona. En ningún caso deberíamos contemplar que este hiciera distinciones en cuanto a edad, género o nacionalidad, entre otros.

No obstante, teniendo en cuenta esta definición, me sigo preguntado por qué aún hay menos mujeres directivas que hombres; por qué a los profesionales de 50 años les cuesta más encontrar empleo que a los de 35, y por qué a los jóvenes nos resulta tan complicado introducirnos en el mercado laboral.

Centrándonos en este último punto, según los últimos datos publicados por Eurostat, España lidera las estadísticas de paro juvenil de la Unión Europea, tras anotarse en enero de 2021 un 39,9% de desempleo entre los menores de 25 años; casi el doble de la tasa media europea.

A pesar de ello, hoy en día es habitual que los jóvenes tengamos formación académica en España. Además, algunas instituciones académicas nos ofrecen la posibilidad de realizar parte de nuestros estudios o prácticas en el extranjero, llevándonos así a desarrollar, entre muchas otras cosas, ese requisito tan altamente demandado por las empresas, los idiomas.

No obstante, a pesar de ser una de las generaciones mejor preparadas, todo ello no parece suficiente en el momento de postularse para un empleo. Siendo uno de los principales motivos de descarte, la famosa falta de experiencia, estrictamente ligada al factor edad.

En mi opinión, incorporar talento joven a las empresas es una de las mejores apuestas que puede realizar una organización. La contratación de jóvenes favorece el inicio de nuestra vida profesional, al mismo tiempo que contribuye a la equidad laboral.

Además, incorporar talento sin experiencia no debería de ser un inconveniente. En general, es sabido que, al no tener vicios laborales ya incorporados, somos capaces de nutrir las organizaciones de nuevas ideas, y formas de hacer. Asimismo, actualmente existen infinidad de recursos mediante los cuales es posible potenciar y formar el talento en las empresas, a través de planes de formación y programas de desarrollo en función de las exigencias de cada puesto.

Usualmente, los jóvenes incorporados en contratos de prácticas o en posiciones junior, tendemos a aprender más rápido, aportando mayor productividad a la organización, y adoptando los valores de la empresa de forma mucho más eficiente. Por ende, somos más flexibles, innovadores, y muy probablemente autodidactas en profesiones u oficios que se desarrollan en entornos digitales. Es por ello que en un contexto laboral cada vez más enfocado hacia la virtualidad, contar con talento joven es una enorme ventaja para las empresas.

Escrito por Luis Pizarro

Más artículos en Seniority | Talento | Talento senior | Valores. Competencias como autor.

Más artículos interesantes en rônintalent

COMPROMISO EN MOVIMIENTO

Según la definición de la Real Academia Española (RAE), talento es: 1. m. inteligencia (capacidad de entender); 2. m. aptitud (capacidad para el desempeño de algo); 3. m. persona inteligente o apta para determinada ocupación. Desde Recursos humanos, entendemos talento...

leer más

LAS TRES PRUEBAS

Según la definición de la Real Academia Española (RAE), talento es: 1. m. inteligencia (capacidad de entender); 2. m. aptitud (capacidad para el desempeño de algo); 3. m. persona inteligente o apta para determinada ocupación. Desde Recursos humanos, entendemos talento...

leer más

TALENTO SENIOR, la experiencia olvidada

TALENTO SENIOR, la experiencia olvidada

TALENTO SENIOR, la experiencia olvidada

“A partir de los 50 parece que no existimos”, “Qué poco caso me hacen desde que cumplí los 50”, “Me han descartado de un proceso por mi edad”, “Me han dicho que finalmente han escogido a alguien más junior”

Ëstas son algunas de las miles de quejas que nos llegan de nuestros candidatos y candidatas que denominamos Talento Senior (aquellas personas que poseen una dilatada experiencia en el mercado y que sobrepasan los 50 años). Es una lástima, la verdad. Tenemos una generación entera de profesionales con más de 20 años de experiencia al servicio de las empresas, que son automáticamente descartados por el simple sesgo de la edad, sin entrar a valorar todo lo que pueden aportar. Más del 90% de estos profesionales no llegan a inscribirse a ofertas en las que encajan porque saben que los van a descartar. La discriminación basada en la edad, llamada “edadismo”, ya es la tercera gran forma de discriminación en nuestra sociedad, por detrás del racismo y el sexismo.

Larga y próspera vida

Cabe recordar que España, según un artículo de “La información”, tiene una tasa de natalidad de 1,23 hijos por mujer (la tasa óptima de reposición está en 2,1 hijos por mujer) y que actualmente somos el segundo país más longevo del mundo sólo por detrás de Japón. Se prevé, además, que en 2040 ya seamos el país más longevo del mundo. Hay un problema añadido: en 2050 se prevé que el mercado laboral sea similar al de 2020. Los mismos trabajadores, pero más envejecidos, por lo que el principal grupo demográfico como mano de obra serán los mayores de 50 años.

Estadística: Número de nacimientos por cada mil habitantes en España en 2019, por comunidad autónoma | Statista
Encuentre más estadísticas en Statista

El valor de la experiencia

Una persona que aporta tanta experiencia normalmente supone una mejora en tu organización. Un impacto directo e inmediato dentro de su departamento inicialmente, que luego se va extendiendo a toda la empresa. Además, aporta estabilidad, ya que no está buscando ir saltando de un proyecto a otro. Pero lo más importante, aporta valor. Tener dentro de tu organización a una persona así, normalmente aporta conocimiento, templanza, trabajo, visión global, calidad, e incluso pueden ser mentores de profesionales más jóvenes e iniciar proyectos conjuntos donde aportar un mix de soluciones, uniendo lo mejor de cada uno.

Es curioso ver en un país como el nuestro, tan dado a celebrar las victorias deportivas en diferentes disciplinas, tenemos atletas que superan en edad a sus rivales y, sin embargo, siguen siendo números uno en cada una de sus disciplinas. Casos como el de Carlos Sainz padre, Pau Gasol, Rafa Nadal, Fernando Alonso, etc, nos demuestran que la edad es solo un número que no tiene nada que ver con el desempeño. Además, todos ellos son un ejemplo para sus rivales, por el trabajo, por el esfuerzo, por su deportividad, por el trato que dispensan. Por algo será.

A pesar de que existe cada vez más concienciación sobre este tema, llegando incluso a crearse empresas específicas que enfocan todo su objetivo a que el talento senior encuentre proyecto, o que grandes empresas hayan creado políticas internas donde se promueve la incorporación y retención de este talento senior, seguimos con los mismos problemas: las empresas siguen rechazando profesionales con edades a partir de los 50 años.

Conclusión

Deberíamos todos hacer un esfuerzo y mirar con otros ojos a aquellas personas que su único “delito” es tener más de 50 años. Os puedo asegurar que la experiencia de poder cubrir la necesidad de un cliente con una candidatura con más de 50 años es un subidón. Por un lado, te has dado cuenta que tu cliente no tiene sesgos de edad en sus procesos y te sientes orgulloso de poder colaborar con empresas como la suya y, por otro, has puesto tu granito de arena para que todo el conocimiento y experiencia, acumulada en toda una vida de trabajo, esté dentro de una organización y pueda dar sus frutos.

Escrito por Javier Segura

Más artículos en Seniority | Talento | Talento senior | Valores. Competencias como autor.

Más artículos interesantes en rônintalent

COMPROMISO EN MOVIMIENTO

Según la definición de la Real Academia Española (RAE), talento es: 1. m. inteligencia (capacidad de entender); 2. m. aptitud (capacidad para el desempeño de algo); 3. m. persona inteligente o apta para determinada ocupación. Desde Recursos humanos, entendemos talento...

leer más

LAS TRES PRUEBAS

Según la definición de la Real Academia Española (RAE), talento es: 1. m. inteligencia (capacidad de entender); 2. m. aptitud (capacidad para el desempeño de algo); 3. m. persona inteligente o apta para determinada ocupación. Desde Recursos humanos, entendemos talento...

leer más

Luís Pizarro. Rônin Career. «Outplacement y Resiliencia»

Luís Pizarro. Rônin Career. «Outplacement y Resiliencia»

Como muchos de vosotros ya sabéis, desde Rônin Career acompañamos a las empresas en procesos de ERE mediante la capacitación de los empleados para encontrar nuevos proyectos y oportunidades laborales.
Hoy os presentamos un resumen de la entrevista a Luís Pizarro, Director de Rônin Career, en la que nos habla de la importancia de la resiliencia en esos procesos de transición laboral. En unos días, la entrevista completa !Esperamos que os guste!!!

más artículos interesantes

COMPROMISO EN MOVIMIENTO

Según la definición de la Real Academia Española (RAE), talento es: 1. m. inteligencia (capacidad de entender); 2. m. aptitud (capacidad para el desempeño de algo); 3. m. persona inteligente o apta para determinada ocupación. Desde Recursos humanos, entendemos talento...

leer más

LAS TRES PRUEBAS

Según la definición de la Real Academia Española (RAE), talento es: 1. m. inteligencia (capacidad de entender); 2. m. aptitud (capacidad para el desempeño de algo); 3. m. persona inteligente o apta para determinada ocupación. Desde Recursos humanos, entendemos talento...

leer más